El grave error del ajo

El ajo ha sido un alimento desconocido para los nativos del amazonas hasta hace poco. Muy recientemente ha sido introducido y estrictamente rechazado especialmente en la práctica de su tradición espiritual. Entre sus nocivos efectos destaca el daño al ser combinado con la Ayahuasca en el estómago, hace casi imposible no evitar un vómito explosivo con una gran dosis de malestar. Sus efectos duran meses una vez abandonado el consumo. Es descrito por los nativos como un veneno que perjudica al cuerpo, aleja las buenas energías y el bienestar en general. Es tan repelente y nauseabundo que se utiliza muy pobremente para repeler la picadura de serpiente (ungido en las piernas), estas salen huyendo al acercarte apestando. Es impresioante el malestar intestinal y mal aliento que produce para aquellos que se han dado cuenta y son sensibles, generando un profundo rechazo hasta el punto de no poder estar cerca de una persona que desprende ese olor. La excitación mental y excesiva estimulación que produce perjudica la paz y concentración, destruyendo a la vez el paladar de quien lo consume y perdiéndolo en un consumo continuo. Estas propiedades, como todo, se podrían considerar medicinales en ciertos casos:

- Infecciones: ninguna bacteria ni animal en el mundo proliferará fácilmente en esta repugnancia.

- Frío: Sí, caliente, picante... La asquerosidad el cuerpo la expulsa y se quiere liberar de ella, también lo intenta con los venenos a costa de lo que sea.

Finalmente, como profesional de la herbolaria,  considero que existen muchísimas otras bellas y nobles plantas que podríamos usar mucho más efectivamente para tratar estas patologías en la que nos aporta un extraño beneficio...