Chamanismo y dificultades en la ceremonia de Ayahuasca. Discusiones con Arutam Ruymán en Ginebra, Suiza.

Primera discusión    Pregunta: Anoche tuve un poderoso sueño, repleto de visiones. Esto ocurrió durante toda la noche. Yo estaba muy negativo. Tenía la sensación de estar en una montaña rusa. Creo que ese lugar era para mí insoportable, que sencillamente no lo podía tolerar… de modo que sentí que estaba muriendo. Una, dos, tres veces. Mil veces. En un momento pensé que ya no quedaba nada de mí. Pero al mismo tiempo, sentía una gran paz.  Ruymán: eso está bien.  Q: al mismo tiempo tuve la sensación de que eso era absolutamente necesario, y me sentí agradecido por atravesar esa experiencia. Eso era lo más raro de todo.  Ruymán: era totalmente necesario. Se trataba de tu primera vision, ¿no es cierto?  Q: Cuando estabas tocando tu canción, sentí una profunda conexión. Sentí que se revelaba mucho de lo negativo que había en mí.  Ruymán: Es parte de lo que ocurre cuando estoy cantando de ese modo. De alguna manera estoy presionando todos tus órganos. Los nudos que hay en tu yo. Y mientras todo se retuerce, la sombra se desprende de ti. Y puedes sentir cómo sale esa sombra oscura, y cómo la sueltas. Pero eso sucede al principio, porque es tu primera vez, y es bastante doloroso. De hecho, tu sientes que de algún modo te están lastimando. Como si estuvieras por morir. Y ciertamente a veces es como una forma de agonía. Mucha gente se confunde, especialmente si no son experimentados en esto. Confunden esa sensación con una mala experiencia. Pero como bien sabes, no se trata de una experiencia. Y una de las pruebas de lo que digo, una prueba práctica, es que hoy, en tu próxima ceremonia, ocurrirá algo diferente. Y tú vas a darte cuenta. Y sentirás plenamente toda la limpieza en la que has estado trabajando ayer; sentirás más luz. Te ayudará a avanzar con más profundidad, con menos sombras y menor resistencia. Y lo percibirás todo más claramente. Cuando te ví, desde el primer momento, venías no solo con la resistencia de toda una vida, bien alimentada y nutrida. Venías con cierta precaución y cierto dolor, mezclado al mismo tiempo con algo de tristeza. Estas cosas son profundas y mis ceremonias son, en este sentido, absolutamente movilizadoras. Son ceremonias muy fuertes: sólo para quienes están buscando de manera seria. De otra manera, ninguno de ellos podría estar en condiciones de continuar, de resistir tal transformación. Porque, si te has dado cuenta, tal como lo has descrito, la transformación no se ha producido tan sólo en la mente y en el corazón. Es bastante difícil. Está presente incluso en el sistema nervioso, en el cuerpo. Por eso yo no me detengo. No te doy mucho tiempo para respirar. Por eso realmente te felicito, porque de alguna manera hoy estás sentado aquí, hablando con nosotros. Y de algún modo era eso lo que te ocurría ayer. Y ahora vienes y lo compartes con todos nosotros.  Q: Yo estaba bastante devastado esta mañana, debido a una experiencia dolorosa que he tenido en mi vida, pero también hubo algunas experiencias positivas, de las que luego me dí cuenta, hoy, y sentí un estado de enorme gratitud y también de bondad durante parte del viaje.  Ruymán: una de las cosas más difíciles en relación con estos caminos verdaderos, cuando son bien enseñados y bien transmitidos, es que de algún modo debes saborear la oscuridad, y la sombra que todos nosotros apretamos en enferma resistencia durante toda nuestra vida. Eso es una completa locura y tú puedes ver tu propia locura. Y entonces a veces ésta parece muy real. Pero tienes la oportunidad de confrontarla, de darle cara enfrente de ti. De otra manera, en una vida normal, eso es algo tan profundamente almacenado en ti, encajado en dementes justificaciones, que no hay manera de tocarlo. Créeme: éste es tu primer día, esta es tu primera vez, en la que estás participando de una de las prácticas más veraces que es posible encontrar en nuestros días, de manera que lo has hecho bien. Entonces, ¡alégrate! Hoy voy a echarte un vistazo personalmente, te voy a estar siguiendo.  ----Nota---- En el próximo día de ceremonia, Ruymán decidió ayudarlo directamente: puso un encantamiento en su Ayahuasca, y más tarde le sopló, y tuvo la más profunda y mejor experiencia de todo el recorrido de su vida espiritual. Especialmente debido al duro día previo de trabajo, en el cual se liberó de la influencia de muchas tendencias oscuras.    Segunda discusión    Q. Creo que vine con muchas expectativas, y tenía algunas ideas sobre qué podría ocurrir o qué ocurriría durante la noche. Y en verdad nada sucedió en realidad. Quiero decir: nada de manera muy práctica o muy claramente. De modo que no tuve visiones, no tuve mensajes claros, no sé, tal vez no bebí demasiado.  Ruymán: ¿vomitaste?  Q. Después de la segunda vez, estaba teniendo mucho movimiento, pero no pude vomitar. No tenía fluidos, supongo. Estaba luchando, básicamente, pero no pude.  Ruymán. Sentías que querías liberar algo.  Q. Creo que es mi novia. Ella me dejó hace un tiempo. Le hablé y la escuché.  Ruymán: bueno, todos los casos son diferentes. Probablemente no tenías suficiente energía para iluminar las visiones. El Natem se quedó más en ésta area, en las raíces de tu ser, intentando renovar tu energía. Entonces esa es la razón de por qué no fue algo muy fuerte. La medicina que tomamos ayer estaba llena de hojas de Yaji. Esa es la parte visionaria de la mezcla. Necesitas una mayor concentración en el caldo, para levantar el poder de la anaconda. La anaconda crea la visión, empoderando tu energía. Creo que hoy vamos a intentar otra cosa, más riqueza de liana en el caldo. Yo lo beberé mucho tiempo antes, para saber bien qué vas a tomar. De todos modos no te preocupes, porque ya se ha hecho mucho trabajo. Vas a empezar desde un nuevo punto.  Q. He notado que durante la noche entré más y más en mi cuerpo, y eso me relajó y me calmó. Pero fue algo muy sutil.  Ruymán. Sí. Pero mucho trabajo ha sido realizado y mucho del tacto sagrado ha sido restablecido. De modo que hoy estás empezando desde un nivel más alto, y es probable que si la medicina es más rica en Natem, ocupándome de la dosis personalmente, creo que vamos a tener éxito. Pero es importante que mejores tu nivel de energía, pues de otro modo…  Q. ¿debo incrementar la dosis?  Ruymán. Deberías incrementar la dosis, pero eso te lo haré saber. No bebas sin mí ¿de acuerdo? Lo haremos juntos. Además, tú estás muy afectado por tu novia, ese es un problema también. Probablemente tu mente esté atrapada en ese ciclo, y estás deprimido. Muchas cosas están funcionando en tu contra. Pero vamos a ver cómo nos va hoy.    Tercera discusión    Q. Siempre me siento muy débil y con pocos deseos de comenzar cosas nuevas. Esta noche sentí esto muy claramente y hoy estoy bastante cansado. Durante la noche, el efecto fue bastante suave.  Ruymán. Sí, puedo ver claramente cómo la caricia de Arutam es débil en tí. No tengo que tomarte el pulso. Puedo verlo en tu actitud, en tu modo de hablar en el color de tu piel. Este es un problema, porque necesitas vida y energía para alcanzar niveles más altos de consciencia. ¿Cuántas cucharadas tomaste? Muchas, supongo, una buena cantidad. Tomaste seis cucharadas ¿no es así?  Q. Ocho.  Ruymán. Es una locura. Eso puede tumbar a un caballo (risas). El Chamanismo está trabajando con la verdadera caricia de Arutam. Si no la tenemos, no funciona. Así de fácil. Por esta simple razón: tratamos de comer bien, comida bien nutritiva, pero muy liviana, para no gastar energía. Tenemos muchas precauciones en relación con el sexo, porque, en los hombres, la eyaculación es el modo de debilitar el tacto sagrado y las raíces de nuestro ser. Intentamos mantener la armonía, y un perfecto equilibrio, guiando nuestras vidas con Tabaco, viviendo en el lugar apropiado, en la paz apropiada, cerca de la naturaleza. Dedicamos mucho tiempo a nuestro ser, para meditar y llevar nuestra atención a estas profundidades, a estas extensiones que estamos descubriendo en la ceremonia. Esa es la manera de mantener el toque de Arutam con toda intensidad en tu interior. Si tu tomas un par de gotas de Natem, eso es suficiente para iluminar toda la energía que ya poseíamos, pero si no lo hacemos, sino más bien lo contrario, por ejemplo: si estamos tomando sustancias relajantes como las drogas farmacéuticas, o inclusive las drogas naturales como el opio o el cannabie y ese tipo de cosas, estamos debilitando mucho el Tacto Sagrado. Primero tenemos que recuperarnos a nosotros mismos un poco más cambiando nuestros hábitos de vida y, por supuesto, si es necesario, utilizando la medicina herbaria; raíces, plantas, hojas. Pues si tu sabes bien cómo hacer un diagnostic sobre cómo elegir las hierbas, es muy probable recuperar mucho del Tacto Sagrado. Imagínate: si vivimos toda una vida evitando trabajar en el Tacto Sagrado de Arutam, y luego bebemos Natem y todo esto es recuperado y entramos en un sagrado éxtasis con el Gran Misterio, yo sería muy famoso y rico. Eso es imposible. Y poca gente quiere realmente aprender o practicar el Chamanismo de manera apropiada, porque la mayoría de la gente realmente no quiere cambiar ese extraño estado de placer en el cual suelen estar. Hay gente que ha sufrido lo suficiente en la vida, y realmente no tiene una chance. Mucha gente. Mucho más que los que no. Y ellos, cuando se aproximan al Chamanismo, realmente quieren cambiar. Realmente quieren encontrar un modo de recordar de dónde vienen, dónde están y cómo curarse a sí mismos. Y esto funciona si tienes el poder de voluntad, y si te redireccionas, si te concentras, puedes conseguir lo que quieras con el Chamanismo. En la tradición, Uwishin es el nombre del Chamán. El Uwishin es alguien que provee la medicina, el Natem, a los aprendices; también es quien ayuda a la gente que está en una búsqueda; más a menudo se ocupa de la gente enferma, para ayudarlos en su curación, y el Chamán incrementa muy poderosamente, con ellos, la presencia del Espíritu. La gente entra en trance, y aquellos que están en la búsqueda, encuentran las respuestas, encuentran sus caminos, y tienen revelaciones realmente muy profundas y bienaventuradas. Aquellos que necesitan ser curados, sienten cómo se incrementa realmente su energía, y el cuerpo comienza a recorder realmente cómo debería sentir la Vida como si fuera un recién nacido. Y los aprendices aprenden cómo trabaja en esto el Chamán. De modo que, en la tradición, en la casa de las visiones, podemos contar con todas estas cosas. Pero nada es posible si no prestamos atención a las observaciones previas. Todo está explicado tan solo mediante la sensación. Y el hombre más sabio es aquel que ha encontrado la última –la más cristalina- unión con el Espíritu, la última sensación, y se preocupa por ello. Ese es el hombre más sabio: el que dejó atrás las nubes de la confusión de los extremos, de las memorias de la mente racional, el auto reconocimiento, y puede cantar como el Guacamayo en un árbol, como el Tigre acuático en el río, o la Anaconda empapada en el pantano. Por eso en nuestros rituales dedicamos toda la noche sólo a adorar a Arutam, y nos sumergimos profundamente en el cristal de la existencia, y lloramos al cantar sus bendiciones, haciendo brillar la luz de profundas visiones.    Cuarta discusión    Q. ¿Podría preguntarle algo? Es mi segunda vez, y todavía vomito mucho; no soy capaz de ir profundamente hacia mi interior.  Ruymán. Puedo ver que, durante la ceremonia, tomas el Natem y luego te tapas rápidamente bajo tu manta, y ya no quieres saber nada de nada. Pienso que hay una parte de ti que está de algún modo tratando de regresar a tu propio yo de manera constante, aislándote del mundo, y luego encerrándote en ti misma. Cuando el proceso comienza a ganar profundidad, el frío llega, el Tacto Sagrado olvidado acaricia las profundidades de tu corazón, y cuando llega cerca de tu sensación consciente o presente, tú lo rechazas rápidamente. Lo tiras. Te lo sacas de encima. Esa es mi impresión sobre tí.  Q. Sí, creo que algo está viniendo, pero lo detengo de alguna manera.  Ruymán: entonces ¿quieres cambiar eso?  Q. Sí, todo. Todo.  Ruymán. Entonces te ayudaré a enfrentar eso. No bebas sin mí. Yo te daré el Natem. Yo haré un encantamiento para ti. Pero, por favor: haz el esfuerzo. No lo rechaces rápidamente. Y esta vez intenta estar un poco más con nosotros ¿ok? Mírame. A veces estaré acostado, y a veces estaré sentado con todos ustedes, llorando la dicha de Arutam. A veces estaré meditando. Intenta ser más activa. No entres en tu pequeño mundo para esconderte bajo las mantas.

Primera discusión

Pregunta: Anoche tuve un poderoso sueño, repleto de visiones. Esto ocurrió durante toda la noche. Yo estaba muy negativo. Tenía la sensación de estar en una montaña rusa. Creo que ese lugar era para mí insoportable, que sencillamente no lo podía tolerar… de modo que sentí que estaba muriendo. Una, dos, tres veces. Mil veces. En un momento pensé que ya no quedaba nada de mí. Pero al mismo tiempo, sentía una gran paz.

Ruymán: eso está bien.

Q: al mismo tiempo tuve la sensación de que eso era absolutamente necesario, y me sentí agradecido por atravesar esa experiencia. Eso era lo más raro de todo.

Ruymán: era totalmente necesario. Se trataba de tu primera vision, ¿no es cierto?

Q: Cuando estabas tocando tu canción, sentí una profunda conexión. Sentí que se revelaba mucho de lo negativo que había en mí.

Ruymán: Es parte de lo que ocurre cuando estoy cantando de ese modo. De alguna manera estoy presionando todos tus órganos. Los nudos que hay en tu yo. Y mientras todo se retuerce, la sombra se desprende de ti. Y puedes sentir cómo sale esa sombra oscura, y cómo la sueltas. Pero eso sucede al principio, porque es tu primera vez, y es bastante doloroso. De hecho, tu sientes que de algún modo te están lastimando. Como si estuvieras por morir. Y ciertamente a veces es como una forma de agonía. Mucha gente se confunde, especialmente si no son experimentados en esto. Confunden esa sensación con una mala experiencia. Pero como bien sabes, no se trata de una experiencia. Y una de las pruebas de lo que digo, una prueba práctica, es que hoy, en tu próxima ceremonia, ocurrirá algo diferente. Y tú vas a darte cuenta. Y sentirás plenamente toda la limpieza en la que has estado trabajando ayer; sentirás más luz. Te ayudará a avanzar con más profundidad, con menos sombras y menor resistencia. Y lo percibirás todo más claramente. Cuando te ví, desde el primer momento, venías no solo con la resistencia de toda una vida, bien alimentada y nutrida. Venías con cierta precaución y cierto dolor, mezclado al mismo tiempo con algo de tristeza. Estas cosas son profundas y mis ceremonias son, en este sentido, absolutamente movilizadoras. Son ceremonias muy fuertes: sólo para quienes están buscando de manera seria. De otra manera, ninguno de ellos podría estar en condiciones de continuar, de resistir tal transformación. Porque, si te has dado cuenta, tal como lo has descrito, la transformación no se ha producido tan sólo en la mente y en el corazón. Es bastante difícil. Está presente incluso en el sistema nervioso, en el cuerpo. Por eso yo no me detengo. No te doy mucho tiempo para respirar. Por eso realmente te felicito, porque de alguna manera hoy estás sentado aquí, hablando con nosotros. Y de algún modo era eso lo que te ocurría ayer. Y ahora vienes y lo compartes con todos nosotros.

Q: Yo estaba bastante devastado esta mañana, debido a una experiencia dolorosa que he tenido en mi vida, pero también hubo algunas experiencias positivas, de las que luego me dí cuenta, hoy, y sentí un estado de enorme gratitud y también de bondad durante parte del viaje.

Ruymán: una de las cosas más difíciles en relación con estos caminos verdaderos, cuando son bien enseñados y bien transmitidos, es que de algún modo debes saborear la oscuridad, y la sombra que todos nosotros apretamos en enferma resistencia durante toda nuestra vida. Eso es una completa locura y tú puedes ver tu propia locura. Y entonces a veces ésta parece muy real. Pero tienes la oportunidad de confrontarla, de darle cara enfrente de ti. De otra manera, en una vida normal, eso es algo tan profundamente almacenado en ti, encajado en dementes justificaciones, que no hay manera de tocarlo. Créeme: éste es tu primer día, esta es tu primera vez, en la que estás participando de una de las prácticas más veraces que es posible encontrar en nuestros días, de manera que lo has hecho bien. Entonces, ¡alégrate! Hoy voy a echarte un vistazo personalmente, te voy a estar siguiendo.

----Nota---- En el próximo día de ceremonia, Ruymán decidió ayudarlo directamente: puso un encantamiento en su Ayahuasca, y más tarde le sopló, y tuvo la más profunda y mejor experiencia de todo el recorrido de su vida espiritual. Especialmente debido al duro día previo de trabajo, en el cual se liberó de la influencia de muchas tendencias oscuras.

Segunda discusión

Q. Creo que vine con muchas expectativas, y tenía algunas ideas sobre qué podría ocurrir o qué ocurriría durante la noche. Y en verdad nada sucedió en realidad. Quiero decir: nada de manera muy práctica o muy claramente. De modo que no tuve visiones, no tuve mensajes claros, no sé, tal vez no bebí demasiado.

Ruymán: ¿vomitaste?

Q. Después de la segunda vez, estaba teniendo mucho movimiento, pero no pude vomitar. No tenía fluidos, supongo. Estaba luchando, básicamente, pero no pude.

Ruymán. Sentías que querías liberar algo.

Q. Creo que es mi novia. Ella me dejó hace un tiempo. Le hablé y la escuché.

Ruymán: bueno, todos los casos son diferentes. Probablemente no tenías suficiente energía para iluminar las visiones. El Natem se quedó más en ésta area, en las raíces de tu ser, intentando renovar tu energía. Entonces esa es la razón de por qué no fue algo muy fuerte. La medicina que tomamos ayer estaba llena de hojas de Yaji. Esa es la parte visionaria de la mezcla. Necesitas una mayor concentración en el caldo, para levantar el poder de la anaconda. La anaconda crea la visión, empoderando tu energía. Creo que hoy vamos a intentar otra cosa, más riqueza de liana en el caldo. Yo lo beberé mucho tiempo antes, para saber bien qué vas a tomar. De todos modos no te preocupes, porque ya se ha hecho mucho trabajo. Vas a empezar desde un nuevo punto.

Q. He notado que durante la noche entré más y más en mi cuerpo, y eso me relajó y me calmó. Pero fue algo muy sutil.

Ruymán. Sí. Pero mucho trabajo ha sido realizado y mucho del tacto sagrado ha sido restablecido. De modo que hoy estás empezando desde un nivel más alto, y es probable que si la medicina es más rica en Natem, ocupándome de la dosis personalmente, creo que vamos a tener éxito. Pero es importante que mejores tu nivel de energía, pues de otro modo…

Q. ¿debo incrementar la dosis?

Ruymán. Deberías incrementar la dosis, pero eso te lo haré saber. No bebas sin mí ¿de acuerdo? Lo haremos juntos. Además, tú estás muy afectado por tu novia, ese es un problema también. Probablemente tu mente esté atrapada en ese ciclo, y estás deprimido. Muchas cosas están funcionando en tu contra. Pero vamos a ver cómo nos va hoy.

Tercera discusión

Q. Siempre me siento muy débil y con pocos deseos de comenzar cosas nuevas. Esta noche sentí esto muy claramente y hoy estoy bastante cansado. Durante la noche, el efecto fue bastante suave.

Ruymán. Sí, puedo ver claramente cómo la caricia de Arutam es débil en tí. No tengo que tomarte el pulso. Puedo verlo en tu actitud, en tu modo de hablar en el color de tu piel. Este es un problema, porque necesitas vida y energía para alcanzar niveles más altos de consciencia. ¿Cuántas cucharadas tomaste? Muchas, supongo, una buena cantidad. Tomaste seis cucharadas ¿no es así?

Q. Ocho.

Ruymán. Es una locura. Eso puede tumbar a un caballo (risas). El Chamanismo está trabajando con la verdadera caricia de Arutam. Si no la tenemos, no funciona. Así de fácil. Por esta simple razón: tratamos de comer bien, comida bien nutritiva, pero muy liviana, para no gastar energía. Tenemos muchas precauciones en relación con el sexo, porque, en los hombres, la eyaculación es el modo de debilitar el tacto sagrado y las raíces de nuestro ser. Intentamos mantener la armonía, y un perfecto equilibrio, guiando nuestras vidas con Tabaco, viviendo en el lugar apropiado, en la paz apropiada, cerca de la naturaleza. Dedicamos mucho tiempo a nuestro ser, para meditar y llevar nuestra atención a estas profundidades, a estas extensiones que estamos descubriendo en la ceremonia. Esa es la manera de mantener el toque de Arutam con toda intensidad en tu interior. Si tu tomas un par de gotas de Natem, eso es suficiente para iluminar toda la energía que ya poseíamos, pero si no lo hacemos, sino más bien lo contrario, por ejemplo: si estamos tomando sustancias relajantes como las drogas farmacéuticas, o inclusive las drogas naturales como el opio o el cannabie y ese tipo de cosas, estamos debilitando mucho el Tacto Sagrado. Primero tenemos que recuperarnos a nosotros mismos un poco más cambiando nuestros hábitos de vida y, por supuesto, si es necesario, utilizando la medicina herbaria; raíces, plantas, hojas. Pues si tu sabes bien cómo hacer un diagnostic sobre cómo elegir las hierbas, es muy probable recuperar mucho del Tacto Sagrado. Imagínate: si vivimos toda una vida evitando trabajar en el Tacto Sagrado de Arutam, y luego bebemos Natem y todo esto es recuperado y entramos en un sagrado éxtasis con el Gran Misterio, yo sería muy famoso y rico. Eso es imposible. Y poca gente quiere realmente aprender o practicar el Chamanismo de manera apropiada, porque la mayoría de la gente realmente no quiere cambiar ese extraño estado de placer en el cual suelen estar. Hay gente que ha sufrido lo suficiente en la vida, y realmente no tiene una chance. Mucha gente. Mucho más que los que no. Y ellos, cuando se aproximan al Chamanismo, realmente quieren cambiar. Realmente quieren encontrar un modo de recordar de dónde vienen, dónde están y cómo curarse a sí mismos. Y esto funciona si tienes el poder de voluntad, y si te redireccionas, si te concentras, puedes conseguir lo que quieras con el Chamanismo. En la tradición, Uwishin es el nombre del Chamán. El Uwishin es alguien que provee la medicina, el Natem, a los aprendices; también es quien ayuda a la gente que está en una búsqueda; más a menudo se ocupa de la gente enferma, para ayudarlos en su curación, y el Chamán incrementa muy poderosamente, con ellos, la presencia del Espíritu. La gente entra en trance, y aquellos que están en la búsqueda, encuentran las respuestas, encuentran sus caminos, y tienen revelaciones realmente muy profundas y bienaventuradas. Aquellos que necesitan ser curados, sienten cómo se incrementa realmente su energía, y el cuerpo comienza a recorder realmente cómo debería sentir la Vida como si fuera un recién nacido. Y los aprendices aprenden cómo trabaja en esto el Chamán. De modo que, en la tradición, en la casa de las visiones, podemos contar con todas estas cosas. Pero nada es posible si no prestamos atención a las observaciones previas. Todo está explicado tan solo mediante la sensación. Y el hombre más sabio es aquel que ha encontrado la última –la más cristalina- unión con el Espíritu, la última sensación, y se preocupa por ello. Ese es el hombre más sabio: el que dejó atrás las nubes de la confusión de los extremos, de las memorias de la mente racional, el auto reconocimiento, y puede cantar como el Guacamayo en un árbol, como el Tigre acuático en el río, o la Anaconda empapada en el pantano. Por eso en nuestros rituales dedicamos toda la noche sólo a adorar a Arutam, y nos sumergimos profundamente en el cristal de la existencia, y lloramos al cantar sus bendiciones, haciendo brillar la luz de profundas visiones.

Cuarta discusión

Q. ¿Podría preguntarle algo? Es mi segunda vez, y todavía vomito mucho; no soy capaz de ir profundamente hacia mi interior.

Ruymán. Puedo ver que, durante la ceremonia, tomas el Natem y luego te tapas rápidamente bajo tu manta, y ya no quieres saber nada de nada. Pienso que hay una parte de ti que está de algún modo tratando de regresar a tu propio yo de manera constante, aislándote del mundo, y luego encerrándote en ti misma. Cuando el proceso comienza a ganar profundidad, el frío llega, el Tacto Sagrado olvidado acaricia las profundidades de tu corazón, y cuando llega cerca de tu sensación consciente o presente, tú lo rechazas rápidamente. Lo tiras. Te lo sacas de encima. Esa es mi impresión sobre tí.

Q. Sí, creo que algo está viniendo, pero lo detengo de alguna manera.

Ruymán: entonces ¿quieres cambiar eso?

Q. Sí, todo. Todo.

Ruymán. Entonces te ayudaré a enfrentar eso. No bebas sin mí. Yo te daré el Natem. Yo haré un encantamiento para ti. Pero, por favor: haz el esfuerzo. No lo rechaces rápidamente. Y esta vez intenta estar un poco más con nosotros ¿ok? Mírame. A veces estaré acostado, y a veces estaré sentado con todos ustedes, llorando la dicha de Arutam. A veces estaré meditando. Intenta ser más activa. No entres en tu pequeño mundo para esconderte bajo las mantas.