Natem, la Planta Sagrada de Nuestros Tiempos

La enseñanza de La Unión es muy amplia: dietas, ayunos prolongados en todos los aspectos, curación, herbolaria, soledad, naturaleza, visión profunda, reflexión, enseñanza, guía del Maestro, forma de vida, equilibrio en la naturaleza, amor, armonía en todo, canto, percepción del misterio en la vida, percepción espontánea de Arutam, silencio, paz, fuerza, meditación, ceremonias, medicinas sagradas, rituales iniciáticos, transmisiones de poder…

Prestaré atención a uno de los métodos más efectivos, y, por lo tanto, urgentes, que existen en la actualidad, en estos tiempos de confusión que nos rodea: La Ceremonia de medicina. Me centraré en la planta maestra que considero más apropiada según mi percepción holística: El Natem, comúnmente conocido con la palabra quichua Ayahuasca. Esta elección es una decisión estricta, atendiendo el sentido de la enfermedad y la confusión de hoy en día en un sistema globalizante. Aclaro que no destaco ni señalo esta planta y ceremonia como mejor.

Mi experiencia recorre la maestría del chamanismo y su arte sagrado: la espiritualidad profunda de La Unión en Arutam, la curación, la herbolaria y bastantes plantas maestras y de poder. Pienso que soy muy responsable de esta elección y me sustenta una larga experiencia trabajando, enseñando, curando, sintiendo y entendiendo a lo largo del mundo. 

Siendo muy joven comencé mis estudios con el pueblo shuar en el camino del Uwishin. Ahí despertó completamente conciente lo que nunca traicioné y en múltiples esfuerzos había buscado recordar por años y a través de muchas disciplinas: La Unión en Arutam. Más tarde, la realización maduraría hacia la maestría, y el eterno sentir de Arutam sería el sentido de una vida. Todo esto se acompañó de muchísimas influencias de mi familia shuar, ancianos, maestros, plantas, cuidados, curación, cantos, enseñanza, rezos, poder, transmisiones iniciáticas, diferentes formas de chamanismo y espiritualidad… y, finalmente, la propia expresión única que Arutam mismo iluminó en mi ser.

Natem, según la terminología shuar, es fuerte como un tigre, arranca los preconceptos e ilusiones de la mente. Disminuye con rapidez el ego repugnante al estado real de miseria vivencial de un ser confundido. Arranca de las fauces mismas de quien nos posee, el odio y rabia de nuestra frustración, su garra dolorosa y enloquecida que nos empuja día a día en silencio. Ciudades, estrés, locura, ignorancia profunda y masiva en movimiento continuo. Destellos de apariencia actualizada; oscura, monótona y constante pobreza interior.

tiger
 

Otras plantas Sagradas

Muchas medicinas son para tiempos de paz, cultura indígena y vivencia de la tradición étnica a la cual pertenecen. Un ejemplo es nuestra amada Amanita muscaria, una planta maestra para el deleite, la expansión sin un mañana que nos presiona, la vida en la naturaleza, el encuentro con el éxtasis y la plenitud del bosque y sus espíritus, el amor y la claridad inocente, el poder natural... Otras, si se quiere hacer bien, como el espíritu andino del San Pedro, se deben tomar en dosis altas que posiblemente inhabilitan para seguir el curso normal de una vida actual. La expansión de conciencia asusta a los novatos y hace imposible un acercamiento más libre al chamanismo y, por lo tanto, a Arutam. A pesar de todo esto, es una elección habitual que escojo para mis ceremonias en todos los lugares donde me acompañan hermanos con más experiencia.

floripondio wanto

 Los "niñitos", nuestros honguitos, también requieren el consumo de altas dosis para llegar a esa profundidad en matrimonio sagrado con el Todo, pero el proceso se convierte en arduo debido a las influencias emocionales y las malas tendencias del pasado, un peligro. La expresión del poder es muy intensa desde el principio y para eso hay que estar preparado, la maestría llega tras un periodo de manejo del mismo y no todos llegan claros o son capaces. También son de mi elección en ceremonia cuando se cuenta con hermanos experimentados en el chamanismo. 

La familia de los "brujos", Floripondio y demás semejantes, en especial el Wanto, planta dotada de extremo poder, capacidad de sanar, milagrosa visión y mágicos encuentros, también en dosis bajas y dependiendo de la parte, es usada como potente remedio medicinal. Mucha purificación y fuerza es requerida para ejercitarse en las prácticas antiguas correctas del Wanto entregado por el Maestro. Mucho riesgo para las mentes debilitadas y contaminadas en las ciudades. Hay muchos ejemplos e incluso estos habría que sopesarlos con todo lo bueno y milagroso que nos aportan.

 

Natem: el Regalo de Arutam

Cierto es que Natem también tiene unas adaptaciones necesarias que todo individuo debe asumir. En este tiempo, en estas condiciones de globalización, en estos terribles condicionamientos, en este dolor y ceguera profunda no es fácil en absoluto, en especial para aquellos que de verdad desean profundizar, encontrar La Unión en Arutam o, al menos, la salud. Pero con un buen Maestro realizado y un trabajo prolongado se puede sanar la mente; el corazón y el cuerpo con la auténtica furia de Arutam. La efectividad del proceso a nivel terapéutico y de desarrollo espiritual, la duración de los resultados, la facilidad para seguir creciendo solos, para continuar cuidando y cultivando lo desarrollado en la conciencia en ceremonia, etc. son pequeños detalles que destaco de su esplendor en unión con el hombre.

Sólo se es La Unión. Natem ayuda fulgurantemente a entender en ceremonia la sagrada Unión en Arutam y a cuidarla en la vida. En las grandes prisiones urbanas, llenas de seres traicionados a sí mismos, movidos por las fuerzas oscuras que no pertenecen a la clara armonía perfecta del nacimiento, la vida se consume siendo devorada. Contemplo este ritual como una importante parte de la curación, un completo antídoto al veneno esencial que corre por la conciencia. Aquí está esa fuerza iniciática, más que cualquier resistencia aprendida.

El concepto de ceremonia en la maestría del chamanismo, así como enseña Arutam Ruymán, es un diseño para caminar hacia La Unión en Arutam mas que una práctica sin poder, sin tradición, mezclas extrañas, científico-mística, religioso-conceptual, adivinación, de curanderismo vulgar o algo peor. El Chamanismo ha sido practicado en todos los tiempos de forma espontánea y, en su necesidad, de forma más ritualista o específica.

Esta enseñanza fluye en armonía con el arte de los tiempos antiguos; es una belleza poder escribir en la actualidad algo limpio, auténtico y poderoso. La base y cimiento jamás pueden cambiar, tal como Arutam nos sostiene en este mismo momento.

Arriba explico por qué me centro más en la Ayahuasca pero, en realidad, todo proceso con cualquier otra planta maestra, que sea auténtico en su guía hacia la Unión última, debe más o menos seguir estas pautas. Simplemente se adaptan según las peculiaridades de ese espíritu con el que vamos a aprender y las necesidades personales. Existen rituales chamánicos donde no se consumen plantas, diría que mi vida misma es un ritual místico y poderoso para transmitir en cada ocasión.

Extracto de la obra The Great Chant of Shamanism. The Path of Ayahuasca and Tobacco El Gran Canto del Chamanismo. El Camino de la Ayahuasca y el Tabaco.